Your address will show here +12 34 56 78
Esta prestación económica, que se considera derivada de contingencias profesionales, ofrece cobertura de la seguridad social a aquellas autónomas embarazadas que hayan visto interrumpida su actividad profesional por riesgo de que influya negativamente en su salud o en la del feto y que cuenten con el correspondiente informe certificado del Servicio Público de Salud. La cuantía de la prestación asciende al 100% de la base reguladora. El derecho a la prestación se inicia el día siguiente a aquél en que se emite el certificado médico necesario, aunque los beneficios económicos se generarán a partir de la interrupción de la actividad profesional y durará mientras la autónoma no pueda reincorporarse o hasta el inicio del permiso por maternidad. Esta prestación no puede darse de ningún modo a la vez que la de incapacidad temporal, concurriendo obligatorio declinarse por una u otra. En esta prestación por riesgo de embarazo, las autónomas, a excepción de las integradas en el sistema especial de trabajadores por cuenta propia agrarios (SETA) o de las trabajadoras autónomas económicamente dependientes (TRADE), tendrán un plazo de 15 días para presentar una declaración de situación de actividad en la que deben informar de la imposibilidad de realizar una actividad profesional alternativa. Si se trata de una trabajadora autónoma económicamente dependiente, la declaración deberá efectuarla su cliente. La gestión y el pago de la prestación serán realizados por la Entidad gestora o la Mutua con la que la trabajadora autónoma tuviera formalizada la cobertura de las contingencias profesionales, tanto si es obligatoria como voluntaria. Cuando no haya formalizado la cobertura de la seguridad social de riesgos profesionales, pero tenga cubierta la protección derivada de contingencias comunes, será competente la Entidad gestora o colaboradora que cubra dicha situación.
0

Prestaciones por Maternidad

Las trabajadoras autónomas tienen derecho a las idénticas prestaciones por maternidad y en las idénticas condiciones que las trabajadoras del régimen general, pero tienen algunas especialidades que a continuación señalamos. En la prestación por maternidad tienen derecho a una baja por descanso en circunstancias de maternidad, adopción, acogimiento o tutela de un familiar siempre que se certifique el cumplimiento de las exigencias exigidas, que son:
  • estar afiliada y en alta o en situación asimilada al alta,
  • estar al corriente en el pago de las cuotas de autónomo
  • y tener cubierto un periodo mínimo de cotización que oscila en función de la edad:
Ninguno en el caso de menores de 21 años de edad en la fecha del parto o de la fecha de la resolución administrativa o judicial mediante la que se constituye el acogimiento o la adopción. En jóvenes de entre 21 y 26 años cumplidos en la fecha del parto, 90 días en los 7 años inmediatamente anteriores al momento del inicio del descanso o 180 días cotizados a lo largo de su vida laboral. En mayores de 26 años en la fecha del parto, 180 días en los 7 años inmediatamente anteriores al momento del inicio del descanso o 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral. La prestación por maternidad da derecho a un subsidio durante 16 semanas constantes a contar a partir del mismo día en que comience el período de descanso, bien en la fecha del nacimiento (donde tienes 15 de plazo para notificarlo) o bien una fecha anterior si se hubiera elegido empezar el descanso con anterioridad al parto. Este plazo puede acrecentar en caso de hospitalización en determinados supuestos. En la prestación, la madre puede inclinarse por transferir el derecho a 10 de estas 16 semanas de permiso al padre (o al otro progenitor). En cualquier caso, las 6 semanas seguidamente posteriores al parto serán de descanso forzoso para la madre. La prestación económica a recibir es del 100% de la base reguladora correspondiente, que como regla general será la que esté establecida para la prestación por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes, tomando como referencia la fecha del inicio del descanso. Pagando la cuota mínima de autónomos, es decir, 261,83 euros en 2014, tendrás derecho a 875,70 euros de prestación. Si proyectas tu baja por maternidad con antelación, es posible que te interese cotizar más, ya que, por ejemplo, con una cuota de 355 euros en los meses previos puedes obtener 1.200 euros de prestación. Las características transcendentales de la prestación por maternidad aplicables a las autónomas son:
  • En caso de contratar a una persona sustituta conforme a los contratos de interinidad bonificados celebrados con desempleados, tendrán derecho a una bonificación del 100% en las cuotas empresariales de la Seguridad Social, incluidas las de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
  • Podrán optar por el descanso por maternidad a tiempo parcial, pero la percepción del subsidio y la reducción de la actividad sólo podrá efectuarse en el porcentaje del 50%.
  • En caso de cese de actividad coincidente con la prestación por maternidad, ésta no se verá afectada y se seguirá percibiendo hasta su conclusión. Si estando cobrando la prestación por cese de actividad se iniciase la prestación por maternidad, la de cese de actividad se vería interrumpida, pudiéndose reanudar tras la de maternidad.

Prestaciones por Paternidad

Los trabajadores autónomos igualmente tienen derecho a la prestación por paternidad en las idénticas condiciones que los trabajadores del régimen general, concediéndose en los mismos casos que la de maternidad. Los requisitos para la prestación exigidos son:
  • estar afiliado y en alta o en situación asimilada al alta,
  • estar al corriente en el pago de las cuotas de autónomo
  • y tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores o 360 a lo largo de la vida laboral.
La duración de la prestación será de 13 días naturales constantes, ampliables en 2 días más por cada hijo a partir del segundo y de 20 días en el caso de familia numerosa. La prestación económica a recibir será también del 100% de la base reguladora. Serán de aplicación, en las prestaciones por paternidad, algunas de las peculiaridades que concurren en el caso de los permisos de maternidad para trabajadoras autónomas:
  • Obligatoriedad de presentar en el plazo de 15 días a contar desde el parto de la declaración de situación de la actividad.
  • Posibilidad de optar por el descanso por paternidad a tiempo parcial con una reducción del subsidio y la actividad de un 50%.
  • Complementariedad con la prestación por cese de actividad, que puede interrumpirse y reanudarse.
 
0