Sin categoría

Inspecciones de Trabajo: ¿qué me piden?

Inspecciones de trabajo:

¿Cómo afrontarlas? ¿Qué me van a pedir? ¡¿Qué me van a hacer?!

Son las tres palabras más temidas por cualquier empresario. Recibir en tu empresa una inspección de trabajo no es fácil, es posible que los nervios nos jueguen una mala pasada y acabemos tomando una actitud neurasténica que podría auto-delatarnos como sospechosos de asesinato (sin asesinatos, por supuesto). Lo mejor es no preocuparse siempre y cuando se tengan todos los papeles en regla y se haya cumplido con las obligaciones con las Administraciones. En este artículo te explicamos brevemente en qué consiste una inspección y qué documentación te pueden solicitar en una visita. En primer lugar, el inspector o la inspectora de trabajo se presentan como tal en tu empresa, y solicita el libro de visitas, el cual deberá tener la empresa, facilitado por su Asesoría Laboral. En ese momento, nadie que esté trabajando en tu establecimiento podrá abandonar el mismo, ni deberán dejar de hacer lo que estén haciendo para hacer otra cosa, pues puede que el/la inspector/a interprete este acto como sospechoso. Posiblemente empiece su visita exigiendo que dicho trabajador sea identificado (presente su DNI y contrato de trabajo) e interrogado para comprobar que lo establecido en su contrato coincida con lo que estaba haciendo en el momento previo a la inspección. De no ser así, el inspector/a lo anotará en el libro de visitas de la empresa. Los inspectores siempre suelen solicitar al empresario la misma documentación y por ello, aconsejamos a nuestros clientes que ésta la tengan eternamente localizable. Pedirán todo lo relacionado con las siguientes materias:
  • Ordenación del trabajo y relaciones sindicales. Es decir, los registros horarios de los trabajadores, horarios, calendarios laborales, etc
  • Prevención de riesgos laborales.  Toda empresa debe tener contratado un servicio de prevención de riesgos laborales. Si quieres más información acerca de estos servicios, haz click aquí
  • Normas en materia de campo de aplicación, inscripción, afiliación, altas y bajas de trabajadores, cotización y recaudación de cuotas del sistema de la seguridad social. à De estos papeles nos encargamos las asesorías. No te preocupes.
  • Normas sobre obtención y disfrute de prestaciones del sistema de la Seguridad Social así como de las mejoras voluntarias u otros sistemas complementarios voluntarios establecidos en convenios colectivos. (Asesoría)
  • Normas sobre colaboración en la gestión de la Seguridad Social. (Asesoría)
  • Normas en materia de colocación, empleo y protección por desempleo; emigración, movimientos migratorios y trabajo de extranjeros; formación profesional ocupacional y continua; empresas de trabajo temporal, agencias de colocación y planes de servicios integrados de empleo. à Importante que todos los trabajadores extranjeros estén en posesión de su N.I.E y de su permiso de trabajo. Quizás este apartado sea de lo más importante junto a que todos los trabajadores estén dados de alta, por supuesto.
Siguientemente, el inspector/a anotará en el libro de visitas todo lo que crea oportuno tras realizar el procedimiento normal de control. En caso de haber encontrado alguna “anomalía” dentro de la empresa, solicitará que en el plazo que sea establecido, se presente la documentación que crea oportuna. Te entregará un documento al finalizar la inspección en el que podrás ver qué papeles requiere, y deberás entregarlo a tus asesores para que recopilen lo pedido y sobretodo, para que a partir de aquí se encarguen ellos y tú puedas olvidar el mal rato. Recuerda que los inspectores tendrán derecho a hacer prácticamente de todo en tu establecimiento, pues están comprobando que todo se ajusta a lo que establece la normativa laboral vigente. Deberás facilitarles lo que pidan sin obstruirles o dificultarles sus funciones. Se considerará obstrucción las acciones que perturben, retrasen o impidan al inspector el ejercicio de su actividad, e incluso están catalogadas en infracciones leves y muy graves.

Infracciones.

Se consideran infracciones leves:
  • Un mero retraso en el cumplimiento de las obligaciones de información, comunicación o comparecencia, salvo que dichas obligaciones sean requeridas en el curso de una visita de Inspección y se refieran a documentos o información que deban obrar o facilitarse en el centro de trabajo.
  • La falta del libro de visitas en el centro de trabajo. (DEROGADO)
Se consideran infracciones muy graves:
  • Las acciones y omisiones del empresario, sus representantes o personas de su ámbito organizativo que tengan por objeto impedir la entrada o permanencia en el centro de trabajo de los Inspectores o Subinspectores, así como la negativa a identificarse o a identificar o dar razón de su presencia sobre las personas que se encuentren en dicho centro realizando cualquier actividad.
  • La coacción, amenaza o violencia establecida sobre los Inspectores o Subinspectores, así como la reiteración en las conductas de obstrucción calificadas como graves.
  • El incumplimiento de los deberes de colaboración con los funcionarios de la Inspección.
También recuerda que los inspectores, por mucho que pueda parecer que disfrutan con las maldades que hacen con lo que hacen, están cumpliendo con su trabajo. Intenta ser cordial y amable con ellos y te aseguramos que ellos también lo serán contigo.